Amar el amor

amar el amorAquello a lo que le das importancia te gobierna. Dale pues importancia al amor. Ama el amor.

Las técnicas de meditación que enseñamos en nuestros cursos, talleres y retiros están destinadas a purificar la mente y enamorarla del amor. El conjunto de prácticas que enseñamos poco a poco va centrando nuestra mente en el amor, en el anhelo intimo y delicado del corazón que canta desde la profundidad insondable. Como en el poema de San  Juan de la Cruz:

 

¡Oh llama de amor viva,

que tiernamente hieres

de mi alma en el más profundo centro!

Pues ya no eres esquiva,

acaba ya, si quieres;

¡rompe la tela de este dulce encuentro!

 

¡Oh cauterio suave!

¡Oh regalada llaga!

¡Oh mano blanda! ¡Oh toque delicado,

que a vida eterna sabe,

y toda deuda paga!

Matando, muerte en vida la has trocado.

 

¡Oh lámparas de fuego,

en cuyos resplandores

las profundas cavernas del sentido,

que estaba oscuro y ciego,

con extraños primores

calor y luz dan junto a su querido!

 

¡Cuán manso y amoroso

recuerdas en mi seno,

donde secretamente solo moras:

y en tu aspirar sabroso,

de bien y gloria lleno

¿cuán delicadamente me enamoras!

 

Amar el amor, amar esa fina cualidad que tan delicadamente nos enamora, esa presencia de la que nos dejamos acompañar hasta que su presencia no nos abandona ni un segundo del día. Ese amor del que no nos queremos separar nunca.

Puede que a veces deseemos el amor de otros, y esperándolo nos sorprenda su negación, pero.. ¿Para que quieres el amor de otro? En realidad el amor del otro te llega de forma natural si te conviertes en amor expresado.

Tienes las respuestas en la página 270 de Respuestas al corazón. Leelas.

Dejándonos inundar por lo que sugieren las enseñanzas de la encarnación del Amor nos preparamos para la próxima celebración de la Navidad y del solsticio de Invierno. Del milagro de la vida que sostiene lo que en realidad somos, la encarnación del Amor.

14 de Diciembre                             16 de Diciembre