Guapos, inocentes y el discernimiento

nisargadatta_maharaj_36Hoy 28 de Diciembre es día de los santos inocentes, una redundancia, pues todos los santos son inocentes. La inocencia y el discernimiento son dos características que vienen juntas, que en el ámbito científico lidian con la capacidad analítica de la mente y en el ámbito espiritual lidian con la totalidad del proceso perceptivo.

Una palabra define este estado de la mente: objetividad. Otra palabra, el estado de la mente al que os tiene que llevar vuestra práctica diaria: ecuanimidad.

Inocencia, desde este punto de vista, quiere decir: (I = Yo) (no) (cencia=ciencia) (sin conciencia del yo). En otras palabras, es aprender a percibir, a observar, sin el filtro del pequeño yo. Es un gran arte este arte en la vida cotidiana, más fácil en la labor científica, donde podemos observar la naturaleza, las estrellas y los átomos, sin ataduras emocionales y creencias. Ésto es esencial en el camino y este mes aprendemos a ser los arquitectos, donde para vivir la existencia tal y como es, debemos despojarnos de las distorsiones y nubarrones que nos aporta el pequeño yo.

Lee los pensamientos de hoy en la página 287 de Respuestas al corazón y relaciónalo con la entrada de hoy. Medita, haz tu práctica y vive tu día estando presente, desnudo, inocente, más allá del pequeño “yo”, en el centro, en el corazón. Desde ahí, la acción correcta se convierte en acción espontanea, en la inacción en la acción.

27 de Diciembre 29 de Diciembre