23 de Febrero – Somos mar, no las olas – Respuestas al corazón

Somos mar, no las olas

Si vienes practicando con nosotros, este camino día a día, iras observando el proceso de la vida y poco a poco la atención estará totalmente enfocada en el proceso de vivir. Un autentico y variado espectáculo, en el que “un no se que” que está en el interior de cada uno se va abriendo camino en este proceso evolutivo donde se va desplegando la cualidad de la consciencia en la naturaleza.

Estamos en una etapa en la que estamos sembrando. Estamos poniendo en marcha procesos, que con la ayuda de la energia sutil que ponen en marcha las prácticas de meditación diarias, se irán desplegando a lo largo del ciclo del año. Es el ciclo de la vida, como en la obra del Rey León.

Como las olas en el mar, las formas surgen y expresan su temporalidad en la intemporalidad del océano que son. Mira el mar hoy, no le des importancia a la forma particular. Pero hoy domingo es un buen día para dedicárselo al Señor. Eso quiere decir que por un día te olvidas de ti, de lo que sea que quieras mejorarte, de las dudas y miedos que te puedan asaltar, y se lo dejas todo a Dios y simplemente disfrutas del paseo que te puedas dar, o mientras lees el periódico, o de la comida que vayas a comer.. y simplemente le das las gracias por todo. Hoy no se puede trabajar, como los judíos ortodoxos.

La vida es un camino que se va haciendo día a día y que cuando uno aprende a disfrutar del camino mismo, entonces el camino y la vida se convierten en la expresión de la verdad de ti mismo.

Hoy le dejamos el día al Señor, simplemente agradece lo que el día te trae y date cuenta de cuanto está involucrado para que te hayas podido vestir, o tener calefacción, o el desayuno que has tomado, que incluye cultivar el café en algún país lejano, da gracias por ello y disfruta de tu día.

22 de Febrero                                       24 de Febrero

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *