Aprendemos de cada situación

aprendiendo de la cienciaEste mes lo estamos dedicando a morir a lo viejo para nacer a una nueva vida. Ayer contemplábamos esta nueva vida como un progresar un pasito detrás del otro.

Hoy, siguiendo ese simple concepto nos fijamos en el proceso de aprendizaje. Cada cosa es una lección en la vida de la que tenemos que aprender. No es que el mundo sea imperfecto, lo imperfecto es tu interpretación del mundo.

Decía Shankara, un filósofo hindú del siglo VIII:

“Solo Dios es Real, el mundo es irreal, pero Dios es el mundo”

En esa perfección, que viene determinada por la esencia de esta manifestación (cuando digo manifestación me refiero a la totalidad del universo manifestado que se expresa de la misma manera en un átomo y en una galaxia), estamos nosotros que somos una manifestación también y estamos donde estamos, porque estamos aprendiendo. Si no fuese así, ¿que sentido tendría este proceso?, si no tuviese sentido, no seriamos capaces de percibir el sentido que se percibe mediante la simple observación.

Esta manifestación, a través del proceso de la evolución se esta conociendo a si misma. Y ese es un sentido cierto si observamos el proceso tirando del hilito. Nosotros somos el hijo, el omega. El padre, el alfa, es ese innombrable principio de todas las cosas. Los científicos lo denominan Big Bang; en todo caso el comienzo de ese hilito que llega hasta ti.

La vida lo es todo. Quizás muchos de nosotros tenemos grabado en la mente que la vida es algo distinto que una roca, pero no es así. La vida en un átomo y la vida en una célula, es la misma vida, la misma manifestación.

La ciencia es uno de los grandes logros de la humanidad. Y es una representación de la humildad con la que nos tenemos que acercar a la vida para aprender de ella. Muchos hombres de religión deberían aprender de la humildad del científico al acercarse a la verdad. En inglés comprender se dice “understand” compuesto por las palabras under – debajo – y stand – estar, ponerse – under-stand es ponerse debajo, stand under, estar debajo.

El científico aprende de la manifestación porque no permite que sus ideas preconcebidas le impidan ver la verdad de la vida. Y por eso aunque sus padres le hayan contado que la tierra es el centro del universo, aunque el mismísimo representente de Dios en la tierra así lo diga, observa la realidad y humildemente aprende de ella y le da más valor a la perfección que observa que a todas las ideas preconcebidas que haya podido heredar de sus padres y de la sociedad en la que ha nacido.

A través de un largo proceso podemos observar como la Energía que se desplegó hace 13.700 millones de años se ha ido densificando a través de un proceso de unirse unas cosas con otras, y así creando estructuras cada vez más complejas de las que tu eres el resultado y a a través de las cuales tienes la experiencia de esta existencia hoy.

Hace unos días contemplábamos ese proceso de la evolución que puedes recordar en este vínculo. Mediante este proceso, y creando estructuras cada vez más complejas la naturaleza se aprende a si misma y la forma en la que vives es una forma en proceso de aprendizaje, ¿De que?: De la naturaleza misma que, en realidad, eres tu mismo.

Rendimos hoy homenaje a Carl Sagan, su cumpleaños fue el pasado viernes 9 de Noviembre, hubiera cumplido 78 años. Para los que no le conceis, fue un gran científico y físico americano que expandió y divulgo los profundos valores humanos de la ciencia. Y de la actitud de los científicos es de quien mejor podemos aprender la actitud que hay que tener para aprender, aprender de una forma que nos hace fuertes, no débiles y temerosos, sino fuertes y llenos de vida, pero desde la humildad de reconocer que quizás mis ideas, lo que creo real, puede que no lo sea. Lo mismo la tierra no es plana..

http://www.youtube.com/watch?v=LcPBoFXXSb4

Lee los pensamientos que para hoy propone Respuestas al corazón en la página 238

10 de Noviembre 12 de Noviembre