El discernir

La discriminaciónDiscriminar o discernir entre lo correcto y lo incorrecto, entre lo real y lo irreal, entre verdadero y falso es el objetivo del intelecto. El intelecto, en la tradición filosófica hindú lo llaman budhi, es la parte de la mente que tiene la función de la discriminación, la capacidad de discernir entre verdadero y falso, entre real e irreal.

Esta capacidad de la mente no es exclusiva de mentes privilegiadas, científicos y filósofos, o personas con grandes capacidades lógicas, ya que la discriminación no depende de esas capacidades (aunque esas capacidades son instrumentos valiosos) sino que depende de la claridad mental, de la luz que se tiene, de algo que va más allá del pensamiento.

Una paisanina, de un valle de estas montañas, de esas que tienen ojos claros y luminosos que expresan la misma belleza del paisaje y cuyos rostros sonríen sin causa aparente mientras levantan un fardo de hierba; una paisanina de estas que quizás no estudió más allá de un año en el colegio, puede tener una capacidad de discriminación mucho más acentuada que un catedrático de matemáticas de la universidad de Oviedo, y de forma natural discriminar entre lo real y lo irreal, entre lo correcto y lo incorrecto, con mucha más certeza. Este es un hecho que se confirma con la observación.

Sin embargo la misma palabra discriminar implica separación, implica separar. Dis- significa dos. Si nos acercamos a la realidad como un todo y consideramos la consciencia como la expresión última de ese todo, entonces no puede haber un alguien separado, distinto de ese todo, que pueda confirmar lo que ese todo es; por eso decimos que ningún pensamiento te puede confirmar lo Real. Lo que si podemos hacer es experienciar lo Real, vivir en lo Real, fluir en lo Actual como manifestación de lo Real.

Lee los pensamientos que para este día trae Respuestas al corazón en la página 241

13 de Noviembre                                                 15 de Noviembre