Un vaso siempre lleno

La copa rebosante de la amistadLa riqueza de la comunicación está en el intercambio de información, la combinación de distintos cachos de información que generan a su vez una nueva información. Es como el pensamiento, pero social. Como comenté el pasado día vamos a introducir el aspecto social en nuestro proceso, ya que estamos en un proceso de cambio social que, en mi opinión, de momento va para largo. En todo caso en la base del comportamiento social y del pensamiento social está el individuo y sus relaciones de amistad con sus congéneres. En otras palabras el individuo y la comunicación entre los individuos.

La meditación trabaja sobre el individuo de tal manera que en el proceso de conocerte no puedes hacer otra cosa que amar a los que te rodean, porque a la hora de conocer quien eres veras que no tienes existencia separada de ellos. Sin ti yo no podría existir.

Si ayer practicasteis Satya, quizás visteis que no es tan fácil, hay muchos circuitos condicionados en la mente que funcionan por si mismos. No te preocupes, tenemos todo el tiempo del mundo y cada día avanzamos un poquito. Una vez que el proceso se pone en marcha, genera mucha inercia, porque si tu das un paso hacía la divinidad, la divinidad da diez pasos hasta ti. Así funciona y tu mismo lo puedes comprobar. La meditación está basada en la observación, la experimentación y la repetibilidad, como la ciencia.

En la amistad, el vaso siempre está lleno. Al amigo le aceptamos plenamente, tal y como es. Le amamos por lo que es, no por lo que nos gustaría que fuese para nosotros. De hecho es mucho más fácil amarlo así, amarlo de la otra manera es una tortura y un mal reflejo del amor que en realidad nos tiene la divinidad. Un ateo reclamaría, con buenas razones, que no es necesario usar este concepto, el de la divinidad, pero  si lo sustituyo por naturaleza o por una formula matemática es demasiado abstracto para lo que es la experiencia subjetiva de la existencia. Del yo existo.

Que no se entere la mano izquierda de lo que hace la derecha. En esa intimidad, desde esa soledad, sirve a tu amigo y te estarás sirviendo a ti mismo y encontraras que no hay separación. Lee los pensamientos que para hoy trae Respuestas al corazón en la página 336 y hoy pon en práctica esta sencilla técnica. Estate alerta a las necesidades de tu amigo que el día te traiga, siempre te traerá algo si estás atento. Puede ser una llamada por teléfono, o un correo, o cualquier otra cosa. Estate alerta, estate atento hoy a lo que tus amigos puedan necesitar y sírveles sin que tu mano derecha sepa lo que hace tu mano izquierda. Solo por hoy, mañana sigues sirviéndote a ti mismo. Haz tu meditación como cada día, por la mañana y por la tarde. Mañana será otro día y esta siembra dará sus frutos por si misma, nosotros solo tenemos que regar cada día, y lo hacemos con estas practicas y la meditación diaria.

18 de Febrero                                            20 de Febrero