Viviendo la aventura de la adversidad

La vida, como las películas de Indiana Jones, muchas veces se convierte en una aventura en la que vamos pasando de un problema al otro. Y nosotros en vez de vivirlo como una divertida aventura lo vivimos como un proceso insufrible.

La vida es una aventura, y las aventuras los son por la sucesión de problemas; o retos, depende de como lo queramos ver. Al final es una simple cuestión de perspectiva.

Las adversidades, si las enfrentamos deportívamente nos guían a través de un proceso de refinamiento del ego, proceso que por si mismo es divertido. La evolución también puede ser divertida. Como decía el Budha: “-el dolor es inevitable, pero el sufrimiento es opcional”.

La evolución también puede ser divertida

Acepta graciosamente las circunstancias en las que te encuentras. Ellas son el resultado de tu propio hacer y son de tu respons-abilidad, que también quiere decir que tienes de forma inherente la habilidad de responder a la situación. Como Indiana Jones en las películas, en la vida tenemos siempre la habilidad para responder a la situación y en el proceso de responder a nuestras circunstancias hacemos de la vida una aventura disfrutable.

En el proceso de entregarte a esta aventura de vivir tu vida, el ego se va refinando y haciéndose cada vez más trasparente. Esto es así por las leyes naturales que rigen los cambios en tu ego, que a su vez te hacen percibir los cambios a tu alrededor, ya que estos dos conjuntos de cambios interdependen en un perfecto equilibrio natural.

Hoy es domingo y tenemos tiempo para contemplar como todas las cosas que percibimos como problemas en nuestras vidas son en realidad las situaciones perfectas para refinar nuestro pequeño yo y sus pequeñas miserias. Este proceso de limpieza, de refinamiento, es una aventura que es disfrutable por si misma. El proceso de aprovechar las oportunidades que tenemos delante para refinar nuestro ego es una aventura que se satisface a si misma. Contemplalo y deja que el corazón te guie en la aventura de vivir. No tenemos problemas, sino retos a superar. Seamos deportivos, seamos aventureros.

Después de tu meditación lee los pensamientos para el día que propone Respuestas al corazón en la página 233

3 de Noviembre 5 de Noviembre