Cierras los ojos y pones tu atención en el pecho, percibiendo todas las sensaciones que manda el cuerpo desde esa zona.. poniendo todo sentido en percibir las sensaciones que nos llegan desde esa parte del cuerpo, el pecho, aquello que identificamos con el corazón. Percibiendo esas sensaciones nos preguntamos: ¿Que anhela mi corazón? ¿Que anhela el centro de mi persona? ¿Que anhela lo más íntimo de mi ser?

Si escuchas atentamente a esa voz sin palabras que habla desde el silencio de tu intimidad, te darás Forutom videoslots erbjuder Garbo Casino aven spel pa blackjack gratis och roulette. cuenta que el corazón esta por siempre anhelando al Amado. Un ser “Otro” al que anhelas unirte. Ese anhelo siempre estuvo en ti y aún hoy sigues buscando a ese “Otro” en muchos “otros” con el que te puedas compartir en la totalidad de tu intimidad. Todo corazón anhela la unión con su amado. ¿Pero donde está ese amado? ¿Es alguien? ¿Donde estás mi amado? ¿Como puedo hablar contigo?

Desde que nos levantamos por las mañanas los seres humanos solo mantenemos una relación, nosotros con ese “Otro” con “O” mayúscula, que en su aspecto relativo podríamos llamar la existencia. Hay algo en nosotros que nos lleva empujando a vivir desde el momento en que tomamos forma como seres humanos, nos empujo a andar y a hablar sin que nosotros interviniésemos. En ese proceso nuestra mente se llenó de impresiones. Y con esas impresiones, que son con las que reconocemos la existencia, nos relacionamos con la existencia misma.

¿Estas ahí mi amado?

 20 de Octubre                                            22 de Octubre