Aprender meditación

Este camino de desentrañar la vida, de descubrir quien soy, no es tarea fácil y si hay alguien capaz de engañar, poner trampas, seducir y guiar por el mal camino es precisamente nuestra propia mente en su desesperada búsqueda de la supervivencia de su propia forma.

Desconfiamos de todo y de todos menos de nuestros propios pensamientos que son de los que más deberíamos desconfiar. Desde que nos levantamos por las mañanas, las estructuras mentales que forman nuestra psique, impulsadas por el instinto básico de supervivencia, nos sumergen en una conversación imaginada que nos aleja de la “actualidad”.

Mientras pensamos sobre nuestra familia, trabajo o amigos hablamos mentalmente con nuestra madre, esposa, hijo, jefe o amiga buscando re-afirmar nuestras razones y opiniones en conversaciones imaginadas. Pretendemos manipular la realidad para ajustarla a aquello que pensamos que es nuestra identidad. Ni siquiera nos preguntamos si esos pensamientos que tenemos sobre nosotros mismos tienen algún viso de realidad. Salir de ese circulo vicioso de engaños requiere de la herramienta de la meditación. Pero.. ¿Que meditación? ¿Debo buscar algún profesor o me sirve con comprar un libro y seguir las instrucciones?

Sin menospreciar lo que un libro como Respuestas al corazón puede traer a tu vida, aprender a meditar de forma adecuada requiere del toque humano, requiere de un profesor experto que pueda trasmitirte su experiencia y pueda entender tu proceso y acompañarte en él. Meditar es un arte, y como todos los artes requiere de un maestro para aprenderlo, es muy difícil aprender a tocar el piano con un manual de instrucciones, al menos aprender a tocar el piano como arte. Meditar es un arte, el arte de contemplar la mente y sus maquinaciones sin intervenir, abandonando el “sentido del yo”.

Hay muchas escuelas de meditación en todo el mundo, algunas son mejores y otras peores, pero hay que elegir alguna. Déjate llevar por el corazón en esta elección. El corazón tiene que vibrar un poco con la enseñanza, tiene que sentir el tinclineo del amor. Pero utiliza tu sentido común. Los caballos no vuelan. Con los pies de Sancho en el suelo y la cabeza de Don Quijote en el cielo encuentra un buen profesor de meditación. En esta web tienes algunos de los que hay en España, pero no están todos. En la IFSU tienes enlaces a sociedades de meditación en varios países del mundo, pero tampoco están todas las que hay. Si vives en Madrid, todos los lunes a las 19:30 hay un curso trimestral de meditación en Madrid impartido por Ramón Leonato simplemente pasate por allí cualquier lunes a las 19:30 y apúntate al curso. Clica aquí

Después de hacer la meditación que tienes prescrita para tí o, si aún no tienes un profesor de meditación, usando la que te sugerimos aquí, lee los pensamientos que para este día propone Respuestas al corazón en la página 232.

2 de Noviembre 4 de Noviembre