Quítate la máscara

Quítate la mácaraEsa máscara es el resultado de lo que los nuero-científicos llaman la “default network”. La red por defecto. La red neuronal que se pone en marcha cuando la mente no está haciendo nada útil. La que genera la conversación interna con todos los personajes contra los que conformas una identidad inventada que quieres preservar aunque esta construida sobre infinidad de mentiras.

A veces, cuando las situaciones y las circunstancias a las que nos enfrentamos parecen muy difíciles es difícil separarse de la máscara a la que estamos tan apegados, y nos cuesta ser nosotros mismos porque sentimos que ese yo mismo no es adecuado, no es suficientemente bueno, no tiene derecho a ser. Como quizás le pasase a Pedro, que se siente indigno, sin embargo no existe lo indigno. Estoy escuchando a una persona de mi edad, desesperada porque no puede pagar su casa y esta amenazada de expulsión, y de estas tiene que haber un montón de personas y la verdad es que es absolutamente imposible resignarse.

Aceptar no es resignarse, aceptar también es aceptar la batalla que te plantea la vida. Puedes estar en la aparentemente peor de las batallas, pero si la vives ahora, en este mismo instante, entonces no tienes que llegar a ningún lado. Fluye, como decía Bruce Lee, sé como el agua. Que venga lo que tenga que venir, que cuando llegué ya lo enfrentaré, y lucharé la batalla que la vida me traiga en ese momento. Lo que no puedes hacer es temer ser tu mismo. Pensarte indigno para la vida. De verdad, que no es así. Desde nuestro punto de vistas, si respiras, hay muchas más cosas buenas que malas en tu vida.

Lee ahora los pensamientos que Respuestas al corazón te trae en la página 301 y observa las máscara que llevas, mirando más allá de ella. Desde la consciencia que en realidad eres.

11 de Enero                                                    13 de Enero